Bookmark and Share

El Bioterrorismo Agrícola

Radford G. Davis

October 2001

La agricultura es considerada por muchos como un blanco perfecto para el bioterrorismo, también conocido como agroterrorismo. ¿Por qué? Una observación detenida de los datos nos muestra que la industria agrícola no tiene igual tanto en insumos o renta como en alcance.

Davisphoto.jpg

Granja de pavos. Métodos para contaminar las fuentes de alimentos incluyen rociar las plumas de los pavos con un agente biológico. Foto: USDA-ARS.

  • El alimento y la fibra suman aproximadamente el 13% del PDB (Producto Doméstico Bruto) de los Estados unidos y 24 millones de norteamericanos están directamente empleados en la agricultura, es decir, el 2% de la población.
Los Estados Unidos es un líder mundial en la producción de comida.
  • En el año 1997, la industria agrícola generó más de un trillón (millones de billones) de dólares en negocio, de lo cual una buena porción (140 mil millones de dólares) fueron derivados del mercado de exportación.

  • Los Estados Unidos tienen casi 2 millones de fincas agrícolas donde crecen cultivos y animales. Estas fincas y granjas proveen un flujo continuo de alimentos de alta calidad y seguridad y de bajo costo a nuestras mesas y a mesas en todo el mundo.

  • Los Estados Unidos se han convertido en el líder mundial de la producción alimenticia. En 1997, el maíz generó casi 20 mil millones de dólares en ventas; la soya 16 mil millones; el ganado 40 mil millones; y las aves caseras 22 mil millones. Solo en el estado de Iowa se hicieron más de 3 mil millones de dólares en ventas de maíz; 2.700 millones en soya y 3 mil millones en cerdos en ese año.

Un ataque terrorista en los productos agrícolas de los Estados Unidos sería desastroso.

Si cualquiera de estos bienes fuera impactado significativamente por un evento de bioterrorismo, los resultados serían catastróficos. Sin embargo, el impacto de un ataque devastador a nuestro suministro de alimentos no estaría limitado a los agricultores. Los negocios, tales como suministros de equipo y materiales a las fincas, el transporte, los almacenes de alimento, los restaurantes, los distribuidores de equipo y, al final, los consumidores, todos pagarían el precio. Los poblados pequeños podrían potencialmente ser eliminados y podrían poner en peligro el suministro de alimentos, quizás por un largo tiempo.

El suministro de alimento como blanco u objetivo

La economía sufriría mucho a causa del terrorismo agrícola.

Un ataque contra animales o cultivos es generalmente visto como algo más benigno y menos ofensivo que si humanos cayeran muertos a causa de un ataque directo. El propósito del terrorismo agrícola no es matar animales sino paralizar a una economía. Con este fin, los agentes foráneos a las industrias de ganado y animales de cría y de cultivos de los Estados Unidos serían preferidos por los terroristas.

Es difícil determinar si los terroristas o la naturaleza causaron un desastre.

Con respecto a los animales, existen muchos agentes foráneos que se pueden obtener fácilmente de la naturaleza, de laboratorios de baja seguridad y hasta de fuentes comerciales, y que requieren muy poco esfuerzo o riesgo para ser introducidos ilegalmente al país. La mayoría de los agentes foráneos animales no posan riesgo a la salud humana, por lo que los terroristas pueden sentir cierto nivel de seguridad al manejar y dispersar a estos patógenos. Una vez suelto, un evento agroterrorista puede pasar desapercibido por días o por semanas y, para entonces, podría ser casi imposible determinar si el evento fue causado por el hombre o si ocurrió naturalmente.

Los objetivos agrícolas [pueden ser]:

  • Los animales o las plantas
  • Los camiones o los trenes que los transportan
  • Las fuentes o suministros de agua
  • Los agricultores o trabajadores en las fincas
  • Los productores
  • Los elevadores de granos
  • Los barcos de transporte
  • Los que manejan a los alimentos
  • Los restaurantes
  • Los almacenes de alimentos
  • Y otros más
Las granjas tienen medidas de seguridad débiles.

El bajo nivel de bioseguridad en la mayoría de las granjas y fincas hoy en día garantiza el acceso sin restricciones y sin controles a un terrorista paciente y determinado. Muy pocos granjeros o productores ponen a sus animales bajo cuarentena, los mismos animales que fueron recientemente adquiridos en una venta congestionada.

Agentes agroterroristas

Un agente efectivo que puede ser utilizado en contra de animales será:

  • Altamente contagioso
  • Virulento
  • Capaz de sobrevivir bien en el medio ambiente
  • Traerá como resultado dificultades económicas y prohibiciones de importación por parte de otros países.
Enfermedades de animales podrían costar billones a Estados Unidos.

¿Cuáles tipos de agentes llenan todos o casi todos estos criterios? La Enfermedad de Pie y Boca (FMD), el Cólera Porcino, La Enfermedad de Newcastle Velogénica (END), la Influenza Avícola altamente patogénica y la Peste Bovina (“Rinderpest” en inglés y alemán). Se estima que si la FMD se establece dentro de los Estados Unidos, el costo al país solamente en pérdidas de exportación sería de 27 mil millones de dólares. Si le añadimos a esto los costos de la eliminación o reducción de rebaños infectados, la desinfección de la planta física, las cuarentenas, la vigilancia y monitoreo y la subida de los precios de la carne, el costo sería muy grande.

Las plantaciones pueden ser atacadas también.

Para las plantas, la lista de los agentes que pudieran ser usados es casi sin fin, a pesar que algunos como el Carbón de la Cebada (“Smut” en inglés) y el Añublo del Arroz (“Blast” en inglés) parecen causar más daños que los otros. Para las plantas, el clima, la estación del año y el estadio de crecimiento pueden jugar papeles importantes en la efectividad del agente utilizado.

La ruta de introducción de estos agentes puede variar:

La manera más fácil de esparcir agentes es por el aire.
  • Los aerosoles parecen ser uno de los medios más efectivos y, al igual que con las plantas, puede ser introducido a los animales con el uso de la aspersión aérea o por medio de bombas de aspersión.

  • Algunos métodos ingeniosos han incluido la cobertura de plumas de pavo con el agente, el llenado pequeñas bombas con las plumas y su explotación sobre el área meta, donde el viento las dispersa y así contaminan a un área vasta.

  • Los métodos más simples también son muy efectivos, como la introducción al rebaño de un animal infectado o caminar dentro de una granja usando zapatos o pantalones contaminados, lo cual sería un método muy inconspicuo, aunque menos confiable, de infectar a los animales.

Para estar preparados

Los veterinarios son la primera línea de respuesta.

La reacción a un evento de bioterrorismo agrícola en animales depende de la rapidez en que la enfermedad sea descubierta. En los estadios iniciales de una epidemia, no importa si un agente fue expuesto por el hombre o por la naturaleza, ya que ambos serían tratados de la misma manera.

  • Hoy en día existen más de 350 veterinarios entrenados en el Diagnóstico de Enfermedades Animales Foráneas.
  • Este número no incluye a los miles de veterinarios con consultorios privados o aquellos en puestos del gobierno estadal o federal que también se encuentran en contacto con las industrias de animales domesticados para alimento (ganado y aves).

Los veterinarios astutos juegan un papel crucial en las granjas en el esfuerzo de este país de combatir al agroterrorismo, dado que ellos son los únicos que están hablando con los dueños, examinando a los animales y tomando las muestras cada día.

La respuesta a un incidente biológico en la agricultura involucrará a varias agencias gubernamentales además de los individuos listados arriba.

El gobierno ha creado agencias para lidiar con el terrorismo agrícola.
  • El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) es la agencia líder en la protección de la agricultura del país y trabaja continuamente en esta labor a través de la supervisión de los animales, la operación de estaciones de cuarentena y la implementación de planes de respuesta en el dado caso que se encuentre un agente foráneo.
Conclusión: Ahora es el momento de formular un plan de respuesta inmediato para potenciales ataques terroristas.
  • El USDA ha dedicado equipos de técnicos bajo su Organización Regional de Emergencia para la Erradicación de las Enfermedades Animales, los cuales son capaces de viajar a cualquier sitio con el propósito de implementar medidas de control y erradicación.

  • Sin embargo, otras agencias deben ser también incluidas durante incidentes importantes: autoridades policiales, HAZMAT (que manejan sustancias peligrosas) y los departamentos de bomberos. Estas agencias pueden ser llamadas a asistir a los Departamentos de Agricultura, Defensa u otras agencias federales para coordinar esfuerzos, mantener el orden público, para proveer asistencia en de-contaminación, eliminación o disposición de animales, en comunicaciones y para otras necesidades.

La amenaza a la agricultura es real y los Estados Unidos están comenzando a enfrentarla. Es prudente para los agricultores, veterinarios y otros profesionales de la agricultura el familiarizarse con los problemas y los detalles que rodean al bioterrorismo agrícola y hacer planes ahora para enfrentarlos.