Bookmark and Share

Hacia un Replanteamiento de los Combustibles Fósiles

James Hansen

October 2008

¿Por qué se ha vuelto el cambio climático un asunto político?

El carbón es culpable de más del 50% de CO2 en el aire.

Hansen: Se ha vuelto un asunto político porque tiene enormes implicaciones para nuestros sistemas de energía, en particular en lo que tiene que ver con el uso de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón, es decir, hidrocarburos que se formaron hace mucho tiempo a partir de los restos de plantas y animales muertos. En su totalidad, el uso de combustibles fósiles es la fuente de aproximadamente un 80% del exceso de CO2 (dióxido de carbono) en la atmósfera; el resto proviene de la deforestación. El gran problema en términos de cambio climático es el carbón, el cual es responsable en la actualidad del 50% del exceso de CO2. El cambio climático se ha convertido en un asunto político porque la industria de combustibles fósiles y las otras industrias que se ven afectadas, tales como la industria automotriz, tienen intereses especiales. Sus ganancias se verían afectadas por los cambios que se deben realizar para estabilizar el clima.


Una planta de energía a base de carbón en Oklahoma, la cual puede procesar dióxido de carbono.
Fuente: American Electric Power.

Puesto que el carbón es un factor tan grande en este problema, yo propongo la necesidad de una moratoria en la construcción de nuevas plantas de energía a base de carbón, excepto aquellas plantas que son capaces de capturar y retener CO2. Hay otras industrias, en especial las industrias de energía renovable, las cuales pueden en muchos casos generar nuevos y mejores empleos que la minería de carbón. Alguna gente se siente amenazada por estos cambios necesarios. Sin embargo, a menos que realicemos estos cambios, les dejaremos un planeta mucho más desolado a nuestros hijos y nietos.

¿Hay alguna diferencia entre el CO2 proveniente del carbón y aquel proveniente de otros combustibles fósiles?

El CO2 del carbón puede ser guardado bajo tierra.

Hansen: Las moléculas son las mismas pero hay una diferencia práctica. A diferencia de otros combustibles fósiles, el CO2 proveniente del carbón podría ser capturado y retenido bajo tierra en vez de ser liberado en la atmosfera. La otra diferencia es que hay mucho más carbón de lo que hay petróleo. Ya hemos usado más o menos la mitad del petróleo disponible. Esto es lo que significa “cenit petrolero”. Es el momento en el que alcanzamos la máxima tasa global de extracción de petróleo. Hemos entrado en la fase en la que la tasa de producción está en declive. El petróleo se va a acabar durante las próximas décadas. Incrementar la exploración petrolera ahora no va a producirnos muchos beneficios a largo plazo.

Existe una creencia falsa acerca del dióxido de carbono y los automóviles, la cual debe ser corregida. El CO2 emitido por los vehículos individuales no puede ser capturado. Uno no lo puede capturar a medida que sale de los tubos de escape. Esto simplemente no es práctico. Pero podemos capturar el CO2 proveniente de fuentes mayores, tales como las plantas de combustibles fósiles.

¿Existe la tecnología para poder retener el CO2 proveniente del carbón?

Las energías reanudables ofrecen una solución viable.

Hansen: La tecnología ya existe. Los Estados Unidos ya la hubieran podido tener pero los que toman las decisiones se gastaron los últimos siete años en seleccionar un lugar para la primera planta de energía para capturar el CO2. Finalmente se decidieron por Illinois y luego cancelaron los planes porque el departamento federal de energía decidió que era demasiado costoso. Ni los productores de carbón ni las empresas de servicios públicos impulsaron la idea puesto que ello iba a subir el precio de la electricidad probablemente entre un 25% y un 40%.

Este costo adicional en la producción del carbón probablemente le daría un gran impulso a las energías renovables puesto que se volverían competitivas en términos de precio. Francamente, yo creo que esto sería una muy buena cosa. Necesitamos desplazarnos en dirección a la energía renovable.

¿Las alternativas a los combustibles fósiles, tales como la energía proveniente del viento son viables?

Hansen: La energía proveniente del viento tiene actualmente un precio competitivo en cuanto a generación de electricidad con combustibles fósiles. Pero el viento es intermitente, por lo tanto no puede ser la fuente principal. Sin embargo, puede contribuir en forma significativa. Además, hay suficiente luz solar en el suroeste de los Estados Unidos para suministrar electricidad al país entero. Para hacer esto tendríamos que instalar una red eléctrica, una red CC. La red CC es aquella cuyo poder es generado por corriente continua, en la cual los electrones fluyen en una sola dirección alrededor de un circuito. Nuestro sistema de electricidad es generado por corriente alterna (CA), en la cual los electrones circulan en un sentido y en el opuesto. La tecnología para un sistema de transmisión de CC existe. De hecho, esto fue lo que Thomas Edison sugirió hacia finales de 1800. Este es el tipo de energía alterna que deberíamos instaurar. Toma décadas hacer cambios en la infraestructura de un sistema de energía.

La energía termal solar es prometedora y alcanzable.

La energía solar térmica (EST) es otra fuente muy prometedora de energía renovable. La energía EST puede ser baja, media o alta. Los paneles planos que calientan las piscinas son colectores de energía bajos. Yo me estoy refiriendo a altos colectores de energía. Este es un sistema en el cual se usan ya sea espejos o lentes para concentrar la energía solar para la producción de energía eléctrica. En Nevada se está construyendo en la actualidad una planta bastante grande de energía solar térmica. La energía EST tiene el potencial de poder suministrar la mayoría de la electricidad necesaria en los Estados Unidos, y de reducir el impacto ambiental de la plantas de energía.

Hay otros ejemplos de energías alternativas que nos ayudarían a ir más allá de los combustibles fósiles. Necesitamos ponernos mucho más serios acerca de ellos pues varios tipos de combustibles fósiles son finitos. El truco es que tenemos que hacer esto lo más rápidamente posible. Si nos esperamos hasta que hayamos quemado todo el combustible fósil, entonces habremos garantizado efectos climáticos desastrosos.

¿Son los combustibles fósiles el asunto más urgente que tenemos que enfrentar hoy en día?

Hansen: Se podría categorizar así. La acción más importante que tenemos que ejecutar tiene que ver con el carbón. Como lo he dicho anteriormente, debemos declarar una moratoria del uso del carbón y poco a poco cesar el uso de carbón por parte de las plantas de energía, excepto cuando capturamos y retenemos CO2.

Los esquistos de alquitrán o el alquitrán arenoso son fuentes limitadas.

Mientras que desarrollamos nuevas fuentes de energía renovable, podemos dar un paso provisional: tratar de extraer combustibles fósiles de esquistos o arenas bituminosas. Canadá ha empezado a hacer esto. Pero, el volumen de combustible hasta el momento ha sido pequeño en comparación con los del petróleo y el carbón. Por esto es que los que emiten -los que polucionan- deberían tener que pagar un precio por la polución que crean en la atmósfera. Por esto es que digo que necesitamos un precio para el carbón, además de una moratoria del carbón, para así desalentar el uso de los combustibles fósiles que polucionan. Esta es una forma directa y efectiva de desacelerar las emisiones de carbono y desalentar la explotación de aquellas regiones que no deberían ser explotadas. Este concepto debe ser presentado al público poco a poco de tal manera que se le dé la oportunidad de cambiar sus hábitos y de cambiarse a fuentes de energía menos centradas en carbón.

Los suelos y los árboles pueden guardar CO2.

En toda esta discusión sobre los combustibles fósiles no debemos olvidar los bosques como un factor importante en cuanto al clima. Como mencioné al principio de la entrevista, aproximadamente el 20% del exceso de dióxido de carbono en la atmosfera se debe a la deforestación. El otro asunto que merece atención es el manejo de bosques y las prácticas agrícolas. Podemos bajar el nivel de CO2 atmosférico a través del crecimiento de bosques en tierras degradadas, lo cual almacenaría dióxido de carbono en los suelos.

¿Qué puede hacer el público para llamar la atención sobre el problema de los combustibles fósiles?

Hansen: La cosa principal que el público puede hacer es influenciar el proceso político puesto que por el momento la industria petrolera está controlando el asunto. La industria tiene una gran influencia sobre los políticos. Incluso en aquellos estados en donde construir una planta de energía nuclear no tiene ningún sentido, lo están haciendo debido al poder de influencia política de la industria petrolera.

EL público puede influenciar a los políticos y utilidades.

También podemos ejercer presión para lograr una mayor eficiencia energética. ¿Usted sabe que podría llevar el mismo estilo de vida utilizando la mitad de la energía que usa ahora? Hoy en día, la filosofía de negocios de las compañías de servicio eléctrico es vender más electricidad al consumidor para así ganar más dinero. Tenemos que cambiar esta actitud. Dos estados americanos, uno de ellos California, han cambiado las reglas, demostrando que las empresas eléctricas pueden hacer más dinero ayudándoles a sus clientes a usar menos energía. En comparación con un estado promedio de los Estados Unidos, California solamente usa aproximadamente la mitad de la energía por una determinada unidad (producto doméstico bruto). Si California puede lograr eficiencia energética, también pueden lograrlo otros estados.

Reducir, volver a usar y reciclar.

El público debería alentar el desarrollo de energía alternativa. Nevada, por ejemplo, tiene un extenso potencial de energía solar; tiene gran potencial en cuanto a vientos; tiene energía geotérmica. El estado puede hacer dinero vendiendo/proveyendo energía a otros estados. Pero debido al poder de la industria carbonera, están planeando construir tres plantas nuevas de energía a base de carbón, las cuales crearán polución local. El mercurio que será emitido a la atmósfera terminará en nuestros ríos y riachuelos y océanos.

Desde el punto de vista del interés público, no tiene ningún sentido construir plantas de energía que polucionan. La gente tiene que estar lo suficientemente preocupada por tal actividad, de tal manera que elija políticos que tomen decisiones que sean buenas para el público. Aquellos que apoyan la industria de combustibles químicos están trabajando a favor de los intereses de las ganancias de la industria de combustibles químicos y NO a favor del interés público o del planeta.